La primera vez que oí hablar de esta carta de los Reyes Magos a los padres que circula por la red fue el año pasado. Me la pasó una amiga cuando mi hija de 8 años empezaba a tener dudas sobre cómo sus majestades los Reyes de Oriente podrían llevar los regalos a todos los niños a la vez. Por suerte en ese momento con un: “Cariño es que son magos” se quedó tranquila. Aún así decidí que este año no me pillaría el toro, y si empezaba otra vez con las dudas estaría preparada.

La carta de los Reyes Magos a los padres se ha hecho viral este año, y muchos de los padres vemos en ella una buena respuesta a la pregunta del millón

Mamá, papá ¿Quiénes son los Reyes Magos?

Tradiciones Navideñas

Desde que eran pequeños, tus hijos han visto y vivido las tradiciones Navideñas que hacéis en casa. Y aunque hay otros países que también celebran la llegada de los Reyes Magos (algunas zonas de Portugal, Francia, Italia y otros países latinoamericanos), en España la costumbre es que Melchor, Gaspar y Baltasar traigan regalos a los niños (y a los no tan niños), aunque cada vez les salga más competencia.

Hemos creado un mundo de ilusión que se refleja en la mirada de los niños la noche del 5 de enero. La cabalgata de los Reyes, las luces, el color, la música … es imposible que un niño no caiga a rendido ante toda esa magia.

Lo cierto que es hay una nueva vertiente que prefiere no mentir a los niños y decirles que los regalos los compran cada miembro de la familia porque es una fecha muy importante y con ellos quieren demostrar el amor que se tienen.

Pero, aún hoy en día, sea porque hacemos la misma tradición que nos han enseñado a nosotros, o sea porque nos encanta ver la ilusión con la que esperan ese día, la mayoría optamos por contarles que alguien especial (los Reyes Magos) se los trae por arte de magia.

La carta de los Reyes Magos a los padres

Da igual como los llames: Los Reyes Magos de Oriente, Santa Claus, Papá Noel, Father Christmas, el viejito Pascuero, San Nicolás, El niño Jesús, … llega un momento en que el niño crece y empieza a cuestionarse cosas y, quieras que no, al final termina por romperse esa ilusión que nosotros, los padres, hemos creado.

Y, créeme, para muchos niños puede ser muy decepcionante ver cómo no es verdad algo en lo que habían creído muchos años. A cualquier adulto le pasaría lo mismo.

Lo cierto es que los Reyes Magos existieron, llevaron regalos al niño Jesús a los pocos días de nacer como prueba de amor. Y eso mismo es lo que hacemos los padres. Dejamos a un lado los días malos, las rabietas, los gritos, los enfados por no llegar a las rutinas, e incluso las malas notas en el cole y les hacemos un regalo porque sí.

Les hacemos un regalo, no por lo que han hecho, o han conseguido. Les hacemos un regalo porque les queremos.

Es por eso que esta carta me pareció genial. Decidí darle un toque especial, imprimirla y tenerla lista para entregarla en el momento en que mis hijos empiecen a preguntarme.

Os la podéis descargar vosotras y hacer lo mismo. Puesto que el texto (que ronda en internet) va dirigida a un niño en concreto, he hecho 3 modelos de cartas diferentes dependiendo de qué tipo de familia tengáis:

– Carta de los Reyes Magos dirigida a familias con un solo niño.

– Carta de los Reyes Magos dirigida a familias con una sola niña.

– Carta de los Reyes Magos dirigida a familias que tienen varios hijos/as.

Seguro que os sirve para salir del apuro, aunque no sea para estas Navidades, para las próximas. Yo ya la tengo preparada por si las moscas. Y vosotras ¿Qué habéis pensado?

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave