Te podría decir con los ojos cerrados qué lleva el bolso de cualquiera de las madres que conozco: toallitas húmedas, un par de pañales, botellita de agua, pañuelos de papel, algún juguete, y un snack por si el peque tiene hambre. Más o menos todas las madres llevamos lo mismo.

Mi madre no, nunca llevaba comida. Recuerdo perfectamente que mi madre me decía: de casa se sale bebido, comido y habiendo hecho pipí. Y pocas veces recuerdo que mi madre me comprara algo por la calle. Como mucho, si había una conjunción estelar entre Venus y Marte, me compraba algo en una panadería, nada de bollería industrial.

Sabemos que unas de las preocupaciones de hoy en día es la obesidad y la diabetes infantil. Por eso las madres estamos muy concienciadas con la alimentación de nuestros hijos.

Pero muchas veces vivimos un poco engañadas por la publicidad de las marcas y pesamos que si les damos unas galletitas a nuestros hijos en vez unos donuts rellenos de chocolate con glaseado, lo estamos haciendo genial. Y en cierto modo es verdad.

Lo que no sabemos es que hay galletas, zumos y demás snack que también contienen mucho azúcar. Yo lo descubrí después de leer este artículo “La galleta maría es tan “bollería” como el croissant” del nutricionista Julio Basulto, que me dejó muerta.

Ok, no nos vamos a rasgar las vestiduras si le damos una galleta al niños, pero no está mal informarnos sobre alternativas de snack saludables para niños, sobe todo en esos momentos cuando salimos de casa y llenamos el bolso con un kit de supervivencia por si al chiquillo le entra hambre.

Snacks saludables para niños

FRUTOS SECOS. Los frutos secos, siempre obviamente que tu hijo no tenga ningún tipo de alergia, son los mejores snacks. Pistachos, almendras, nueces, avellanas y almendras, son una fuente de energía natural y además están riquísimos. En muchos supermercados ya los venden en bolsas individuales listos para llevar a cualquier lado. Recuerda que si tus hijos son muy pequeños debes esperan un poco por el riesgo de atragantamiento.

FRUTAS Y VERDURAS. Es el snack más sano y cómodo que puedes darle a tus hijos fuera de casa. Una manzana sabrosa, un plátano, uvas, zanahoria, … En muchos colegios están empezando a pedir a las madres que les pongan frutas y verduras como tenentenpié entre clase y clase.

PASAS. La pasa es un aporte natural de energía y además contienen hierro, por lo que es ideal para combatir la anemia. Son fáciles de llevar, no manchan, y tiene sabor dulce, ¡qué más se puede pedir!

FRUTA DESHIDRATADA. La fruta deshidratada (aparte de la pasa) está causando furor en muchos países como snack infantil. Es más, te los venden con un packaging infantil con su cromo coleccionable y todo, estilo bollycao. Parece que ya empieza una concienciación sobre la alimentación a los niños y las empresas empiezan a cambiar el chip.