Mira que celebramos fiestas en el año, pues la fiesta de Halloween es de las más controvertidas.

No hay un término medio. O a la gente le encanta y se pasa varios días planeando la fiesta: el disfraz, el maquillaje, la decoración, los dulces, … O la odia y no quiere saber nada de brujas, fantasmas, monstruos y demás personajes de terror.

Pero ¿por qué a la gente no le gusta Halloween?

El origen de Halloween

Muchas veces la tachamos de que es una fiesta americana. Sí, pero no.

Por un lado la fiesta de Halloween es de origen celta (Samhain). Era una fiesta para dar la bienvenida al nuevo año, justo cuando se acababa la temporada de cosechas y empezaba el otoño. Por ello normalmente se celebra en países anglosajones (Irlanda, Canadá, Australia, Inglaterra y Estados Unido)

Los druidas, sacerdotes o chamanes célticos preparaban fogatas y conjuros para ahuyentar a los malos espíritus (un poco como los conjuros de las meigas en Galicia, o las hogueras de San Juan) . Las gentes del pueblo colocaban comida en la puerta de sus casas para ofrecérsela a los difuntos (igual que hacían antiguamente al enterrar a los faraones egipcios).

Lo que pasa es que las súper producciones de hollywood nos han mostrado películas de Halloween y ya le hemos puesto la etiqueta de que es una fiesta de EEUU.

No son nuestras costumbres

Bueno, hemos importando muchas costumbres, comidas y palabras de otras culturas ¿Por qué no ésta?

No oigo tanta gente quejarse de Papá Noel cuando desplazó a los 3 Reyes Magos, simplemente porque traen los regalos 12 días antes y a los niños les da más tiempo a jugar con los regalos durante las vacaciones.

Importar una costumbre nueva no tiene por qué desplazar la nuestra. Puedes celebrar “truco o trato” con los niños recogiendo dulces el día 31 de Octubre, y el día 1 rezar y velar por los difuntos, e incluso visitarlos en el cementerio. Es un hecho que se pueden hacer las dos cosas sin que una quite importancia a la otra. Y claro ejemplo lo tenemos en México.

Antiguamente en España la gente iba al teatro a ver Don Juan Tenorio. Es verdad que es una costumbre que se ha ido perdiendo, pero en algunas ciudades han vuelto a apostar por esta obra de teatro.

Los disfraces de miedo, no me gustan

Mucha gente critica la fiesta de Halloween porque no les gusta ver como la gente se disfraza de monstruos, vampiros, brujas, momias o payasos diabólicos. Es como si la gente, o los niños que se disfrazan de eso, estuvieran haciendo culto a ese tipo de cosas. Nada más lejos de la realidad, es más, para los niños, el hecho de disfrazarse de esas cosas les ayuda a reírse un poco de esos personajes y dejar de tenerles miedo.

Pero aún así , lo más gracioso, es que realmente nadie dice que en la fiesta de Halloween se tengan que disfrazar para dar miedo.

En Estados Unidos la gente va disfrazada de lo que quiere, la noche de Halloween es algo más parecido a nuestro carnaval. Sólo tienes que echarle un vistazo a los disfraces más vendidos para Halloween del 2016, y verás que los de Star wars, princesas y superhéroes son el top 10 en ventas.

 

En fin, no hay fiesta a gusto de todos. Pero igual este post te ha servido para ver la fiesta de Halloween con otros ojos y decidir disfrutar un poco de ella. Al fin y al cabo para eso están las fiestas, para pasárselo bien.

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave