Hace poco compartimos con vosotras unas tarjetas para recordar a los niños las rutinas que tienen en el día a día.

Es importante que los niños vayan incorporando tareas para que aprendan a ser más autónomos. Pero siempre tareas acordes a su edad.

NIÑOS DE 2 Y 3 AÑOS: Guardar juguetes, tirar cosas a la basura, llevar la ropa a lavar.

NIÑOS DE 4 Y 5 AÑOS: Dar de comer a las mascotas, recoger juguetes, hacer la cama, Recoger la mesa y guardar cubiertos (que no corten), guardar la compra, vestirse sólo.

NIÑOS DE 6 Y 7 AÑOS: Sacar la basura, doblar calcetines, plegar la ropa, limpiar zapatos, preparar su mochila.

NIÑOS DE 8 Y 9 AÑOS: Barrer, limpiar la mesa, meter los platos en el lavavajillas, bañarse sólo, preparar el desayuno

Al igual que los expertos aconsejan ir trabajando la hora de dormir poco a poco, si queremos que el niño esté relajado no es el mejor momento para que juegue a matar marcianos con la tablet. Lo mismo pasa con la hora de la comida.

Si los niños están en su mundo jugando y los llamamos para cenar, seguro que tendrás que llamarles varias veces más para que te presten atención, y seguro que llegan de mala gana. ¿Cómo podemos solucionarlo?

Consejos para cenar con los niños

– Involúcrales en la elaboración de la cena en la medida de lo posible. Si son pequeños con que te ayuden a pelar las zanahorias, las patatas o batir huevos es más que suficiente.

– Cenar juntos es una magnifica manera de compartir lo que habéis vivido por la mañana. Además ellos te verán comer verduras, ensaladas, setas, … alimento que normalmente a los niños no les hace mucha gracia. Te aseguro que les picará la curiosidad y querrán probarlo.

Además al no tener que hacer un segundo turno para los padres, no te pasarán la vida diciendo: Venga, venga, come. Venga otra cucharada. Anda! mastica y date prisa.

– Pídeles que ayuden a poner la mesa. Una de las tareas que pueden hacer de bien pequeños en poner la mesa, si es de platos y vasos de plástico. Y cuando ya tienen sobre 5 años podrán hacerlo con los vasos de cristal y la vajilla de loza.

Ya sabes que aprender de forma divertida es mucho más efectivo que ir siempre de obligando a hacer las cosas. Por eso esta vez te dejamos este descargable para que los niños puedan poner la mesa.

La idea es que sea como un mantel individual A3. Pero como la mayoría podrá imprimirlo en A4, lo hemos hecho en dos partes para que vosotras lo unáis y forméis el mantel completo. Si queréis plastificarlo, mejor que mejor. Puedes descargártelo aquí.