Seguramente todas habéis oído hablar o leído algún artículo sobre la dislexia, ya que es el trastorno de aprendizaje más frecuente entre los niños; se estima que su prevalencia se encuentra entre un 5 y 17 % (Shaywitz, 1998).

La dislexia constituye una dificultad específica de aprendizaje en la lectoescritura de carácter persistente, cuyo origen parece estar en una alteración en el neurodesarrollo.

El objetivo de este artículo es facilitar a madres o padres de los niños que presentan dislexia, una serie de actividades lúdicas y sencillas que contribuyan a mejorar algunos aspectos de su desarrollo que se ven alterados:

  • Percepción espacial visual
  • Percepción temporal auditiva
  • Psicomotricidad
  • Conciencia fonológica

Una de las principales dificultades que presentan estos niños se encuentra en su percepción espacial visual, en su capacidad para situar a personas y objetos en el espacio en referencia con sus propio cuerpo, así como la percepción temporal auditiva. Para mejorar esta percepción podríamos realizar estas actividades:

Es posible que también te interese este artículo: “Juego de mesa para fomentar la autoestima” 

Actividades para mejorar las dificultades de un niño con dislexia.

1- JUGAR CON PLASTELINA: Comenzaremos haciendo churritos o palitos, después moldearemos arcos y por último colocaremos en posición de las letras del folio. El objetivo es diferenciar posición arriba/abajo: esta es la principal causa de que confundan la b/p o u/n.

También podemos utilizar palos de madera y pinzas, colocando éstas en la posición del modelo.

2- JUGAR CON PLASTELINA Y PALITOS: Seguimos imitando modelos de letras. Esta vez usamos los palos de colores como elemento nuevo y motivador.

El proceso es similar, pero el objetivo esta vez es distinto: diferenciar posición derecha-izquierda. Dependiendo de la posición que coloquemos el arco, constituirá una letra u otra. También podemos aplicarlo a las letras anteriores.

3- JUGAR CON LAS PALABRAS: No necesitamos nada más, un ambiente tranquilo y disfrutar junto a nuestros hijos. Vamos a pronunciar una serie de palabras significativas para él, por ejemplo, si estamos en el parque “árbol, tobogán y arena” y el niño deberá repetirlas en el mismo orden.

Con esta actividad estamos aumentando su percepción temporal y auditiva, afectada también por la dislexia.

Para mejorar las dificultades psicomotrices que presentan habitualmente podremos:

4- MEJORAR EL CONOCIMIENTO DEL ESQUEMA CORPORAL: Dibujando todas las partes del cuerpo de por ejemplo, su muñeco favorito, variando la posición de algunas de sus partes: levantando una mano, una pierna, girando la cabeza, etc. Sería divertido que el niño repitiese también esa posición.

5- REFORZAR SU LATERALIDAD: (Esta actividad está muy relacionada con la anterior)

En este caso necesitará la participación de padres, hermanos, etc que den órdenes tipo: mano derecha arriba, salta sobre tu pie izquierdo…Si lo hacemos bailando será mucho más divertido aún, existen muchas canciones que trabajan esto. Este es genial.

Otra actividad muy interesante es colocar a un muñeco en una posición determinada y que imite la posición del resto, cuantos más mejor.

Con las siguiente actividades vamos a pasar a la trabajar la conciencia fonológica, es decir, habilidad para manipular los sonidos del lenguaje mentalmente.

6- EL SONIDO DE LAS PALABRAS: Con esta actividad nos relajamos un poquito, porque consiste en pronunciar una palabra cualquiera y preguntar si contiene un sonido. Por ejemplo; “la palabra lazo, ¿contiene la z?” Este tipo es ideal para cuando vamos en el coche o estamos sentados esperando algo.

7 – SÍLABAS: Seguimos jugando con las palabras: ahora vamos a dividir una palabra en sílabas ayudándonos de palmadas. “Bañera: ba -ñe-ra”

8- DERIVAR PALABRAS: Decimos una palabra primitiva, algo que estemos viendo preferiblemente, por ejemplo, pan; y que diga palabras derivadas: panadería, panera, panadero, etc…

9- JUGAR A RIMAR: En palabras sueltas “busca una palabras que rime con casa” también se pude hacer en modo de verso o de rap, dependiendo de la edad de nuestros niño.

Hasta aquí las actividades de conciencia fonológica y pasamos a la gran actividad final cargada de cariño y emotividad, con la que compartiremos sueños con nuestros hijos.

10- LECTURA COMPARTIDA: Lectura en voz alta de un cuento u otro tipo de texto antes de dormir, en la cama; seremos su modelo lector, su apoyo y alternaremos la lectura: una oración o párrafo el padre o madre y otra el niño.

Espero que estas actividades les resulten divertidas a vuestros hijos y os hayan ayudado a compartir momentos geniales y emocionantes, pues de eso se trata: aminorar sus dificultades, no hacer más dura su carga.

Soy Pilar Torres Vega, Licenciada en Psicopedagogía, Maestra de Educación Especial, actualmente trabajo para la Consejería de Educación y Ciencia (Andalucía)​

Si os interesa sabes más sobre dislexia: apps, programas informáticos, …  Os invito a visitar mi blog: www.aaintegración.blogspot.com.es, y seguirme en facebook.

 

SaveSave

SaveSave

SaveSaveSaveSave

SaveSave