Desde tiempos inmemoriales el hombre ha luchado por la libertad, vivimos en un mundo globalizado lleno de personas de toda clase y condición y cada una de ellas tiene su personalidad y esa personalidad las hace únicas.

La libertad hace tiempo que está dada por hecho en la sociedad occidental, desgraciadamente existen lugares en el mundo donde las personas carecen de la misma y algún individuo intenta imponer su criterio a golpe de porra, ignorando ese derecho y vulnerando uno de los derechos humanos más fundamentales, y esa falta de libertad se llama DICTADURA.

Los niños de hoy serán los adultos del mañana. No nos priven de la libertad de enseñanza

Sin ánimo de hacer política, solo pretendo expresar un malestar bastante generalizado que estamos sufriendo en la Comunidad Valenciana todos los padres que llevamos a nuestros hijos a colegios concertados.

Y es que alguien ha decidido por nosotros que no es bueno que nuestros hijos terminen el bachiller en el colegio al que han ido toda la vida, y además han pensado que 10 días para decidir el nuevo colegio al que llevarás a tu hijo (si hay plaza, claro) es más que suficiente.

Ahora, si no hay plaza, pues donde le toque, no importa si es un colegio lejos de su casa, o un colegio distinto al que van sus hermanos, o un colegio con unos valores completamente diferentes a los que les has inculcado desde que nació, qué más da cambiar a un niño a un colegio que no has elegido en la etapa más influenciable de su vida. Eso no tiene importancia, o al menos esa es la impresión que me dan….

libertad de enseñanza

Y yo me pregunto señores, ¿Por qué no invertir dinero y esfuerzo en convertir la escuela pública en una escuela de calidad? ¿Por qué no nos permiten educar a nuestros hijos con los valores que inculca la religión católica? ¿De verdad creen que es un tema de clases sociales? Que poco han paseado por las escuelas concertadas, se nota que no ven el esfuerzo diario de padres y madres para dar a sus hijos lo que creen que es mejor para ellos, las tablas de Excel para cuadrar las cuentas mensuales.

Les voy a decir por qué yo elijo la concertada:

  1. Porque soy católica y quiero que mis hijos reciban una formación católica basada en el respeto, la tolerancia y el esfuerzo. Y eso no me lo dan en la pública.
  2. Me gusta que mis hijos lleven uniforme (no todos los colegios los llevan pero el mío si y me encanta)
  3. Me gusta que mis hijos se sientan parte de una gran familia, y que estén protegidos (en la medida de lo posible) de los vaivenes caprichosos de cada gobierno de turno.
  4. Me gusta que mis hijos empiecen y acaben su etapa escolar en el mismo centro.
  5. Me gusta que todos mis hijos vayan al mismo colegio. Cerca de mi casa no hay ningún colegio público, en mi caso en concreto, han cerrado la línea de bachiller de mi colegio sin haber ni un solo instituto con plazas en el pueblo, y la respuesta es que mande a mis hijos al pueblo de al lado (pueblo en el que por cierto no han eliminado ni una sola aula de bachiller en ninguno de sus colegios concertados).

Y con esto creo que ya he dicho bastante, no quiero crear polémica, solo quiero que me respeten igual que yo respeto a los demás.

¿Me dejáis elegir?

Las rabietas